Destinos recomendados

turismo-islandia-imagen-principal-blog14

ISLANDIA OESTE

Reykjavik

Capital de Islandia y núcleo principal de población. Hoy día esta ciudad y su área circundante albergan dos tercios de la población del país y es el centro de actividad cultural, política, económica, etc. Es un lugar tranquilo y agradable sin monumentos antiguos que preservar; una ciudad de espacios abiertos y con la naturaleza al alcance de la mano.

Snfellsjökull y Stykkisholmur

En la península de Snæfellsnes, donde las montañas se elevan caprichosas e irregulares y crean magníficos escenarios naturales, encontramos el centelleante volcán extinto coronado por el glaciar Snfellsjökull. Cráter helado elegido por Julio Verne para enviar a sus expedicionarios hacia las profundidades del planeta en su obra “Viaje al centro de la Tierra”.

Hacia el interior de la isla, por el norte de la península de Snæfellsnes, el panorama se vuelve terrenal, con profundos valles montañosos y encantadores pueblos pesqueros, como Stykkisholmur; con antiguas construcciones en madera y un activo puerto desde donde parte una interesante excursión en ferry.

Latrarbjarg

En el extremo noroccidental de Islandia, se extiende la península de Vestfirðir. Un escenario sobrecogedor con acantilados que se precipitan desde las alturas imponiendo un corte súbito en la geografía insular. Los Vestfirðir tienen uno de sus atractivos culminantes en Latrarbjarg, un vertiginoso acantilado con una altura que sobrepasa los 500 metros en algunos puntos y se extiende a lo largo de 14 kilómetros para acabar en el punto más occidental de Islandia, y por lo tanto de Europa. Una de las mayores concentraciones de pájaros del mundo y las colonias de focas atraen hasta aquí al ornitólogo y amante de la naturaleza.

Dynjandi

Dynjandi (también conocido como Fjallfoss) es con mucho la más espectacular de las cataratas de Islandia situada en los Fiordos del Noroeste. Son una serie de cascadas (siete en total) con una longitud de aproximadamente 100 metros de altura.

ISLANDIA NORTE

Vatnsnes

Vatnsnes es una pequeña península a pocas horas de Reykjavik, dirección noreste hacia Akureyri. Uno de sus atractivos es la antigua fortaleza abandonada de Borgarvirki. Es pequeña y se encuentra en lo alto de una colina. La roca se ha excavado en el centro para darle aspecto de fortaleza. El lado occidental de la península es un buen lugar desde el que avistar focas.

Siglufjordur

Bordeando la costa norte del país, la Carretera Circular conduce por pequeñas aldeas, encajadas en valles fértiles y estrechos que separan las costas acantiladas de los cordones montañosos del interior. Al noroeste de Akureyri encontramos una importante localidad pesquera, Siglufjordur.

Akureyri

Akureyri es una pequeña y coqueta villa situada en el extremo de un fiordo que penetra en el territorio, al pie de picos eternamente nevados. Durante los días soleados de verano, la luz estival llena los balcones y paseos de flores multicolores. Las casas de madera de finales del siglo pasado le otorgan a sus calles siempre animadas un aspecto tradicional. Es además la sede de uno de los torneos de golf más curiosos que existen, el Open Ártico: el certamen de finales de junio que se desarrolla bajo el sol de medianoche.

Goðafoss

Una sorprendente cascada de 12 metros de alto y 30 de ancho. También llamada la Cascada de los Dioses, donde la violencia del agua ha esculpido curiosas formaciones basálticas, hasta conformar un escenario natural con magnífica panorámica. Un repertorio geológico sorprendente y casi irreal.

Húsavík

Húsavík es una pequeña localidad en el norte de Islandia a las orillas de la bahía de Skjalfandi. La población vive principalmente del turismo y de la pesca, así como del comercio y la industria a pequeña escala. Husavik fue el primer lugar de Islandia en ofrecer cruceros para el avistamiento de ballenas y muchos turistas viajan con el propósito de realizar dichas actividades.

Mývatn

Cuyo nombre significa “agua de mosquitos”. Entre las visitas ineludibles que se pueden realizar desde Akureyri, la más interesante es la que lleva hasta el lago Mývatn, situado en una de las zonas volcánicas más activas del planeta. La cuenca de este lago marca la frontera geológica entre Europa y Norteamérica, y deja sentir su actividad subterránea en forma de brotes geotérmicos hirvientes y depósitos minerales que otorgan al paisaje una variada tonalidad cromática. Con 37 km2 de superficie y sólo entre uno y cuatro metros de profundidad, el lago y su entorno componen una gran reserva natural poblada por un gran número de especies.

Ásbyrgi

Una exuberante reserva natural donde las empinadas paredes rocosas abrazan el bosque y lo convierten en un lugar apacible, al resguardo de los vientos e inclemencias propias de la región. Muchos geólogos creen que fue creado por un aluvión arrasador del río (tras una erupción en el Vatnajökull que derritió mucho hielo) que talló el barranco ahora ocupado por el Jökulsá á Fjöllum en tan sólo algunos días. La explicación tradicional dice que fue creado cuando Sleipnir, el caballo de Oðin, pisó con uno de sus pies la tierra. Mide un kilómetro de ancho por tres de largo. Su boca está dividida por una meseta llamada Eyjan (“la isla”) y las paredes de los acantilados miden por lo menos cien metros de alto.

Dettifoss

Al llegar a Dettifoss, el río Jökulsá se precipita por un vertiginoso desnivel y forma una de las cascadas más caudalosas de Europa. Con un desnivel de 40 metros entre 200 y 1500 m3 de agua por segundo. El color plomizo del agua contrasta con la desnuda orografía de este paraje, formada por la superposición de varias capas de lava y cubierta de hierba, musgo y líquenes.

ISLANDIA ESTE

Vopnafjörður

Vopnafjörður es un amplio fiordo separado de las tierras de Digranes y Kollumuli. Destaca por su naturaleza y aguas termales. El fiordo se abre en dos grandes bahías, Bakkaflói al norte y Héraðsflói hacia el sur. La aldea de Vopnafjörður se halla sobre un saliente llamado Kolbeinstangi, formando Nýpsfjörður al norte y Vopnafjörður al sur.

Borgarfjörður eystri

Nombrado así para diferenciarlo de su homónimo al este, es el nombre con el que se conoce tanto la pequeña villa de pescadores como el impresionante grupo de fiordos en la que ésta se sitúa. El paisaje de montaña que la rodea conserva una notable variedad de colores y tonalidades (debido en buena parte a los minerales que aloja) que se mezclan y cambian según las horas del día. Los amantes del trekking podrán gozar de magníficos recorridos entre fiordos, valles profundos y picos montañosos de fácil acceso.

Seydisfjörður

A escasos 25 km de Egilsstaðir y al fondo de un profundo fiordo, el puerto de Seydisfjörður es la primera y agradable impresión que reciben los visitantes que, desde el continente europeo, llegan en ferry a Islandia. La ciudad se encuentra encajada entre grandes macizos rocosos, lo que la convierte en uno de los puertos más resguardados e importantes del país.

Höfn í Hornafirði

Höfn es uno de los principales centros de actividad de la industria pesquera y sus derivados del este del país. Pero también es éste un punto estratégico para el turismo, ya que a su aeropuerto llegan diariamente vuelos desde Reykjavik.

Jökulsárlón

Jökulsárlón es el mayor y más conocido lago glaciar de Islandia. Está situado en el extremo sur del glaciar Vatnajökull, entre el Parque Nacional Skaftafell y la ciudad de Höfn. Tiene una profundidad máxima de aproximadamente 200 metros, lo que lo convierte probablemente en el segundo lago más profundo de Islandia. Desde su orilla es habitual poder avistar focas y aves marinas, especialmente charranes árticos y skuas, grandes gaviotas que anidan en el suelo en los alrededores del lago.

Skaftafell

El paisaje del Parque Nacional Skaftafell está marcado por los innumerables cursos de agua provenientes de los hielos eternos. Incluye varios brazos helados originados en el glaciar, por donde se realizan todo tipo de excursiones y actividades al aire libre, aunque su mayor atractivo es la catarata de Svartifoss (catarata negra). Sus aguas caen sobre unas oscuras columnas de basalto perfectamente geométricas que semejan los tubos de un enorme órgano y que se formaron al enfriarse la lava de un volcán. A pesar de que gran parte de la superficie de este parque nacional lo forman cuatro glaciares, existen en su territorio más de doscientas especies vegetales y una fauna rica en aves.

ISLANDIA INTERIOR

Meseta interior

El gran interior de las tierras altas centrales donde el hombre nunca se ha establecido. Aquí la naturaleza se encuentra todavía en su estado más puro, con glaciares, desiertos de arena negra, humeantes fuentes termales, volcanes activos o extintos y extraños oasis de vegetación que resisten las embestidas del clima sub-ártico. Estas rutas sólo se pueden realizar durante el verano.

ISLANDIA SUR

Kirkjubæjarklaustur

Villa de unos 160 habitantes que debe su nombre de “iglesia-granja-convento” a un antiguo monasterio fundado en el S XII por monjes benedictinos y que se quedó abandonado tras la Reforma Protestante. Su situación geográfica la hace preferente a otros pueblos más conocidos dado que es el único que ofrece servicios incluyendo gasolinera, banco, correos y supermercado. Cerca de allí se halla Kirkjugólf (suelo de iglesia) llamado así por su suelo de basalto natural que asemeja el suelo de una iglesia.

Vík

Una acogedora villa con grandes formaciones petrificadas frente a sus playas de arenas negras y una bonita iglesia situada en lo más alto del valle para evitar ser arrasada por erupciones volcánicas. En los alrededores habita una gran población de golondrinas del Ártico. Vale la pena llegar hasta el faro de Dyrhólaey, situado en la cima de un promontorio, donde llama la atención el gran arco de 120 metros de altura. Aparte de una bonita panorámica podemos observar los mejores emplazamientos de frailecillos.

Skógafoss

Cascada de origen glaciar, Skógafoss descarga todo su caudal de aguas heladas sobre el espléndido y amplio valle que se extiende a sus pies. Con una caída de más de 60 metros y un caudal ancho y abundante.

Vestmannaeyjar

Islas que pueden visitarse en ferry desde Þósmörk. Posee una población de unas 5000 personas que se han acostumbrado a vivir con la lava aún humeante. En barco se pueden apreciar y descubrir rincones insólitos, grutas imponentes y uno de los trozos de tierra más jóvenes del planeta.

Seljalandsfoss

Bonita cascada de origen glaciar de 40 metros de alto con un fino hilo de agua que queda expuesto a los caprichos del viento. Hay un paso tras ésta por el que se puede caminar y observar así la cascada desde dentro.

Hekla

Este amenazante volcán deja ver las hendiduras por las que hasta hace poco corría lava hirviente. Se trata de una de las zonas volcánicas más activas del país, cuya última erupción se produjo en 1991. Los islandeses lo llaman la “puerta del infierno”.

Geysir / Gulfoss

Geysir, el lugar que ha dado nombre a todas las aguas termales del mundo que brotan en forma de torre (géiser). Chorros de agua de 20 metros que se alzan cada 5 o 10 minutos. En torno a los géiseres aparecen numerosos manantiales de agua caliente, dando al paisaje un aspecto brumoso. Gullfoss (“cascada dorada”) es sin duda la cascada más espectacular del país, donde un río glaciar se despeña por el borde de una falla, cayendo estrepitosamente y retomando la mansedumbre en medio de un cañón de gran profundidad.

Þingvellir

A 40 kilómetros al noreste de Reykjavik, este lugar es venerado por el pueblo islandés ya que allí se creó en el año 930 uno de los parlamentos más antiguos del mundo. Además del valor simbólico, Þingvellir posee un extraordinario atractivo geológico, ya que por allí pasa la gran falla atlántica que separa la placa continental americana de la europea. Declarado Patrimonio de la Humanidad en 2004.

Blue Lagoon

Las aguas saladas de la laguna, calientes y ricas en minerales, poseen propiedades curativas. Situada a pocos kilómetros de la capital y en medio de un gran campo de lava, este lago de un azul mediterráneo, junto con la estación geotérmica de Svartsengi detrás, componen un cuadro paradójico e hiperrealista. La estación es una fuente de energía limpia y renovable que justifica la ausencia de polución en territorio islandés.

logo-viaja-islandia-ruta-islandia-turismo-islandia-blog1

Viajar a Islandia es una de las mayores aventuras que puedes realizar. La Isla de Hielo y Fuego es un paraíso natural, en el que podrás descubrir una historia increíble, una cultura sobresaliente, unos paisajes únicos, espectáculos de la naturaleza prodigiosos y especialmente gente maravillosa en un entorno privilegiado. Un viaje a Islandia es una experiencia inolvidable y así lo señalan los exigentes reporteros de la revista “National Geographic” que lo recomiendan muy especialmente.

islandia | islandia turismo | viajar a islandia